Geschichte Nr.3

Dieses Thema enthält 104 Antworten und 5 Teilnehmer. Es wurde zuletzt aktualisiert von  Anonym vor 9 Jahre, 11 Monate.

  • Post
  • schelma
    Teilnehmer

    Bajé la escalera, cruzé la calle y me senté en un café para calmarme.

Ansicht von 15 Antworten - 1 bis 15 (von insgesamt 104)
  • Antworten
  • Rea
    Teilnehmer

    Bajé la escalera, cruzé la calle y me senté en un café para calmarme.
    ¿Es verdad que había visto? no quería creer.

    Helga
    Teilnehmer

    Bajé la escalera, crucé la calle y me senté en un café para calmarme.
    Mi nombre es Ana, vivo en Barcelona tengo dieciocho años y soy alumna.
    ¿Es verdad que había visto? no quería creer.

    Helga
    Teilnehmer

    Hallo Rea,
    ich habe deinen Satz etwas verschoben, aber es passte besser.
    Du bist doch nicht böse, oder?
    Liebe Grüße
    Helga 🙁

    Rea
    Teilnehmer

    Ich bin nicht böse (wie sollte ich ist ein Spiel)
    Wenn Du denkst es passt?
    Eigentlich dachte ich, dass es erst mal darum geht sich zu beruhigen. Es muss etwas passiert sein. Aber in der Literatur ist alles möglich 😆

    Gruß Rea

    Anonym

    La historia de Ana.

    Bajé la escalera, crucé la calle y me senté en un café para calmarme.
    Mi nombre es Ana, vivo en Barcelona, tengo dieciocho años y soy escolar/estudiante.
    ¿Es verdad lo que había visto? no quería creerlo.

    cuya

    Rea
    Teilnehmer

    gracias

    schelma
    Teilnehmer

    La historia de Ana.

    Bajé la escalera, crucé la calle y me senté en un café para calmarme.
    Mi nombre es Ana, vivo en Barcelona, tengo dieciocho años y soy escolar/estudiante.
    ¿Es verdad lo que había visto? no quería creer.
    Tomé un trago grande de mi café y desocupé el café.

    Helga
    Teilnehmer

    Bajé la escalera, crucé la calle y me senté en un café para calmarme.
    Mi nombre es Ana, vivo en Barcelona, tengo dieciocho años y soy estudiante.
    ¿Es verdad lo que había visto? no quería creerlo.

    Tao
    Teilnehmer

    No pienso que la frase de Rea caba después de la presentación. Creo que el orden de las frases era mejor al reves.

    Bajé la escalera, crucé la calle y me senté en un café para calmarme.
    ¿Es verdad lo que había visto? no quería creer.
    Mi nombre es Ana, vivo en Barcelona, tengo dieciocho años y soy escolar/estudiante. Tomé un trago grande de mi café y desocupé el café.

    Anonym

    … que la frase quepa

    😉 caber ist mehr als unregelmässig …

    Bajé la escalera, crucé la calle y me senté en un café para calmarme.
    ¿Es verdad lo que había visto? no quería creerlo.
    Mi nombre es Ana, vivo en Barcelona, tengo dieciocho años y soy escolar/estudiante. Tomé un trago grande de mi café y abandoné el local .

    Wer zuerst kommt… Er/sie kann entscheiden, ob Ana Schülerin oder Studentin ist (Wort einfach ausschneiden). Aus Stilgründen veränderte ich den letzten Satz (2 mal café für zwei verschiedenen Sachen: Getränk und Lokal). Ebenfalls scheint mir besser zu sein, wenn das Lokal “verlassen” wird, da “desocupar” (leeren) hier nicht so gut passt.

    cuya

    schelma
    Teilnehmer

    Danke cuya.
    Manchmal hilft einem das Wörterbuch auch nicht weiter.

    Rea
    Teilnehmer

    La historia de Ana.

    Bajé la escalera, crucé la calle y me senté en un café para calmarme.
    ¿Es verdad lo que había visto? no quería creerlo.
    Mi nombre es Ana, vivo en Barcelona, tengo dieciocho años y soy escolar/estudiante. Tomé un trago grande de mi café y abandoné el local . Tenía que hablar sobre el particular a alguin ¿pero a quién?

    Anonym

    @rea wrote:

    La historia de Ana.

    Bajé la escalera, crucé la calle y me senté en un café para calmarme.
    ¿Es verdad lo que había visto? no quería creerlo.
    Mi nombre es Ana, vivo en Barcelona, tengo dieciocho años y soy escolar/estudiante. Tomé un trago grande de mi café y abandoné el local . Tenía que hablar sobre el particular con alguien ¿pero con quién?

    schelma
    Teilnehmer

    La historia de Ana.

    Bajé la escalera, crucé la calle y me senté en un café para calmarme.
    ¿Es verdad lo que había visto? no quería creerlo.
    Mi nombre es Ana, vivo en Barcelona, tengo dieciocho años y soy estudiante. Tomé un trago grande de mi café y abandoné el local . Tenía que hablar sobre el particular con alguien ¿pero con quién?
    En mi cabeza se volvieron los pensamientos.

    Rea
    Teilnehmer

    La historia de Ana.

    Bajé la escalera, crucé la calle y me senté en un café para calmarme.
    ¿Es verdad lo que había visto? no quería creerlo.
    Mi nombre es Ana, vivo en Barcelona, tengo dieciocho años y soy estudiante. Tomé un trago grande de mi café y abandoné el local . Tenía que hablar sobre el particular con alguien ¿pero con quién?
    En mi cabeza se volvieron los pensamientos.
    En primer lugar pensé a su madre, pero no, esto no era una cosa que podía dicutar con ella.

Ansicht von 15 Antworten - 1 bis 15 (von insgesamt 104)

Das Thema „Geschichte Nr.3“ ist für neue Antworten geschlossen.