De lo circunstancial o lo efímero [E]->[D]

Dieses Thema enthält 40 Antworten und 5 Teilnehmer. Es wurde zuletzt aktualisiert von Avatar Anonym vor 11 Jahre.

  • Post

    Hola a todos,

    Cómo=falsch; nur: Os gustaría leer un texto de Augusto Monterroso? Lo que podéis leer más abajo es el contenido del cuento que quisiera poner aquí para traducirlo al alemán, con vosotros.
    Augusto Monterroso (Tegucigalpa Honduras, 21 de diciembre de 1921 – México D.F., 7 de febrero de 2003) es un escritor guatemalteco, conocido por sus colecciones de relatos breves e hiperbreves.
    Para conseguir mas información sobre él, haz cliq aqui http://es.wikipedia.org/wiki/Augusto_Monterroso

    Augusto Monterroso
    El cuento „De lo circunstancial y lo efímero“ (Von Belanglosem oder Beiläufigem) recogido en el libro de ensayos varios La palabra mágica (1983), donde un hombre ha ganado un concurso de cuentos cuyo premio era un automóvil. Este cuento apunta hacia la inutilidad de la vida y de la literatura. Ni el cuentista ni su esposa saben manejar,(lat.am. für ‘autofahren’) por tanto el automóvil es un poco inútil para ellos. La esposa lo quiere porque es un símbolo de prestigio, el hombre lo rechaza porque asegura que lo único que le importa es escribir. Aquí estamos ante un caso de falta de autenticidad. Ninguno de los dos en realidad cree, desea o confía en lo que está diciendo. Ambos actúan impelidos por lo que creen que deberían decir y hacer en ese momento. Aparentemente, hasta el premio literario resulta ser espurio, falso. En este mundo de falsedades, de laconismos, nada es comprometedor. Después de conversar y tomarse dos tragos de ron, la pareja se va a la cama, hacen el amor y se duermen. He aquí la esencia del cuento, su minimalismo. Hacemos las cosas que la gente espera que hagamos, en el momento en que se supone que las debemos hacer. Cada entrada y cada salida marcada por una expectativa, por una tradición. Así, la frase: „Para mí lo más importante es haber escrito el cuento y haberlo enviado al concurso aunque perdiera“ (1995: 174) debemos interpretarla por su contrario. Cada frase del cuento apunta hacia otro lado. Cuando la mujer dice „No lo puedo creer“ es que lo cree fielmente, y cuando asegura que tampoco ella quiere el coche, ve a sus amistades caminando por Reforma, mientras ella saluda con una mano desde el coche en movimiento. Las palabras son verdaderas pero las intenciones son falsas. Monterroso no predica la autenticidad de la literatura, por el contrario, dice y repite que la literatura es inservible, que hay que ser vago, perezoso o loco para dedicarse a ella, pero que está basada en el lenguaje, que sí es verdadero, que está compuesto de letras y palabras, de símbolos y signos. Compuesto de letras que, combinadas según algunas reglas propias de cada lenguaje, nos dan las palabras, los significantes que a su vez crean la ilusión de la significación. Veo que aquí es pertinente preguntarse por la presencia de esas significaciones en el lenguaje. Para nosotros, lectores de principios del tercer milenio, el problema del lenguaje y su significación nos remite inmediatamente a la metafísica de presencia. ¿De qué forma logra significar ese lenguaje, que en sí no contiene sino rasgos o trazas de los significados?

    Aquí empieza el cuento:

    De lo circunstancial o lo efímero
    Desde el primer momento, cuando lo vio entrar, supo de qué se trataba; pero de todos modos tenía que permitir que fuera él quien se lo dijera. Entonces, con un papel en la mano, él le informó:
    –Me lo gané.
    –¿Qué cosa? –respondió ella perseverando en dejar entender que no imaginaba nada. Vocacionalmente buena, sabía que con su actitud expectante le proporcionaba una alegría extra.

    Und weiter geht’s mit einem winzig kleinen Satz.:

    😆

    Por supuesto él sabía que su mujer sabía; pero estaba seguro asimismo de que si en el matrimonio no se sigue este juego las cosas, de puro sabidas, terminan por perder interés, ya que en ese estado al cabo de cierto tiempo el uno y el otro se conocen tan esencialmente que en el momento en que uno piensa cualquier cosas el otro por lo general está pensando esa misma cosa, y a veces hasta la dicen los dos simultáneamente ante el asombro de ambos, que siempre declaran: qué curioso, en eso mismo pensaba yo; sin que ninguno sepa de qué manera, pero en forma tal que los dos terminan por creer y en ocasiones hasta por estar seguros de que eso significa quererse, y uno y otro lo comentan y conversan del tema entusiasmados y todavía unos minutos después, cada quien por su lado, queda como reflexionando que sí, que efectivamente eso significa quererse.

    So,weiter geht’s: Hefte raus! Diktat! Dann übersetzen! Keine PM’s, keine heimlichen SMS unter der Bank! Letzte Chance, Spickzettel zu vernichten! Wer noch mal zum Klo muß, bitte jetzt! Rea und Helga, ihr setzt Euch bitte auseinander! Danke! Und Rolli lässt die Übersetzung verschwinden.. 🙂

    –El premio del concurso. El coche.
    –¡No! –dijo ella pensando esto hay que celebrarlo, voy a sacar hielo para el ron. Y creyéndolo más que nunca añadió:
    –No lo puedo creer.

    Contra su timidez, y más que nada contra el peligro de que su mujer sospechara que de veras se sentía escritor, él se atrevió a comentar:
    –Para mí lo importante es haber escrito el cuento y haberlo enviado al concurso aunque perdiera. El coche no me interesa.

    “¿Cómo?, ¿con la falta que nos hace?”, pensó ella. Y se imaginó a sí misma con el cuello envuelto en una bufanda de lana manejando por la avenida Reforma y diciendo adiós a sus conocidos con un despreocupado movimiento de la mano izquierda mientras con el rabo del ojo derecho vigilaba que todo fuera bien con la marcha.

    Pero nada más por seguir el mecanismo de la conversación propuso sin énfasis:
    –Pues si no lo quieres lo vendemos.

    –Bien sabes que no se trata de eso –dijo él–. Claro que lo quiero. Pero, ¿no te alegras? Fíjate, escribo el cuento casi sin ganas, únicamente por ver qué salía, como jugando, y me gano el premio. ¿A mí qué me importa el coche? Ahora me gustaría más poder escribir, bueno, leer, escribir.
    –Entonces déjamelo a mí –dijo ella. Y consideró en serio esa posibilidad, aunque en el mismo momento empezó a recordar que cuando se hallaba en la ventana de un edificio alto y miraba a la calle le daba miedo pensar lo que sentiría allá abajo el día que tuviera que manejar entre tantos coches que desde arriba se veían como moviéndose solos, como juguetes o como quién sabía qué.
    –Te repito –dijo él recibiendo cuidadosamente de manos de ella otra copa de ron con agua y hielo– que para mí el coche es lo de menos. Lo bueno es que ahora sí voy a escribir.
    –Claro que sí –dijo ella.
    –No quiero seguir toda la vida corrigiendo pruebas. Ni tú ni yo manejamos –agregó, como si de pronto descubriera este hecho y viendo fijamente sus zapatos nuevos.
    –Muy bien, muy bien, ni tú ni yo manejamos, ¿vamos a contratar un chofer? –afirmó ella dos veces y preguntó una, a sabiendas de que era tan obvio lo primero como absurdo lo segundo, y de que quizá la respuesta de su marido sería: “¿No se te ha ocurrido que podemos aprender?”, en tanto que él, mientras añadía un poco de ron a su copa porfiaba entusiasmado en que qué bueno que se había decidido y que ahora iba a escribir aunque no comieran y aunque a ella no le gustara.

Ansicht von 10 Antworten - 31 bis 40 (von insgesamt 40)
  • Replies

    ja, genau, sie haben beide keinen Führerschein, das kommt auch gleich noch im weiteren Dialog zum Ausdruck- erst interessiert ihn der Wagen nicht, dann sagt sie ja, dann gib ihm mir doch, und er wieder: du hast ja gar nicht die Nerven dafür – und dann fällt ihnen ein, dass sie keine Fahrerlaubnis haben… und sie meint, er hätte vielleicht mal daran denken können, dass man es lernen könne, und er meint, sie will nur nicht, dass er den Wagen benutzt etc tct..und das Auto ist eigentlich nur Mittel zum Zweck für das Gezanke oder Ehestreit, was jetzt folgt…

    ..also, hacer falta; necesitar kenne ich eigentlich“gleichberechtigt“, vielleicht drückt hacer falta noch ein klein wenig mehr die Notwendigkeit(hier des Fahrzeugs)aus..

    hmm
    ist es der gleiche Unterschied wie im Deutschen es fehlt mir und ich brauche es? Oder ist es eine Stilfrage?

    ich bin noch mal ein paar Texte aus Übungsbüchern durchgegangen:

    hace falta…man braucht
    necesitar…benötigen

    Beispielsatz aus einem Übungsbuch:
    …en la calle no pude encontrar cambio y me decidí a tomar un café – sin que me hiciera falta, sólo para conseguir el maldito cambio y poder tomar el autobús…
    ..auf der Strasse konnte ich kein Münzgeld wechseln und ich entschied mich, einen Kaffee zu trinken, ohne dass ich ihn brauchte(gebraucht hätte), nur um das verdammte Wechselgeld zu bekommen für den Bus.

    ..weiter in Übungsbuch-Vokabellisten: brauchen – necesitar

    und dann im Pons-Wörterbuch:

    benötigen -necesitar; ich benötige…me hace falta
    (in ein und derselben Zeile, also bleibe ich bei der „Gleichberechtigung“ beider Begriffe; also ich persönlich habe da noch nie genauer drüber nachgedacht, welches ich denn jetzt nehme, hab’s immer so angewendet, wie es gerade in den Sinn kam, wobei mir hacer falta persönlich besser gefällt, aber das kann ich jetzt irgendwie nicht erklären) 😉

    hace falta…man braucht
    necesitar…benötigen

    falta und necesidad sind sehr ähnliche Begriffe (in deren Gebrauch als „Bedürfnis“), auch die Verben faltar/ hacer falta und necesitar sind fast dasselbe, aber nicht immer…
    Es ist ein feiner Unterschied und der „geübte“ Sprecher entscheidet eher aus stilistischen Gründen, was besser passt.

    Das gilt sicher auch auf Deutsch und erstaunlicherweise sehe ich fast den selben Unterschied, wie auf Spanisch:

    Me haces falta = Du fehlst mir
    Te necesito = Ich brauche dich

    Je nachdem, worum es geht, würde man das eine oder das andere nehmen, oder?

    cuya

    Ja, das meine ich, aber es ist wirklich schwer u erklären.
    obwohl wir den Unterschied spüren.
    Gruß Rea

    so geht’s weiter..

    –Bien sabes que no se trata de eso –dijo él–. Claro que lo quiero. Pero, ¿no te alegras? Fíjate, escribo el cuento casi sin ganas, únicamente por ver qué salía, como jugando, y me gano el premio. ¿A mí qué me importa el coche? Ahora me gustaría más poder escribir, bueno, leer, escribir.
    –Entonces déjamelo a mí –dijo ella. Y consideró en serio esa posibilidad, aunque en el mismo momento empezó a recordar que cuando se hallaba en la ventana de un edificio alto y miraba a la calle le daba miedo pensar lo que sentiría allá abajo el día que tuviera que manejar entre tantos coches que desde arriba se veían como moviéndose solos, como juguetes o como quién sabía qué.

    Hat noch jemand Interesse, weiterzumachen? Also, ich habe den Rest jetzt erst zu Ende gelesen, und ich muss sagen, hm, das Geplänkel zwischen den Beiden geht die ganze Zeit auf den nächsten 6 Din A5 Seiten nur noch so weiter , ich bekenne, es langweilt mich, sowohl auf Spanisch als auch auf Deutsch, viel passiert nicht mehr bei diesem Ehepaar…vielleicht kann man etwas anderes einstellen ?

    rollido wrote:
    so geht’s weiter..

    –Bien sabes que no se trata de eso –dijo él–. Claro que lo quiero. Pero, ¿no te alegras? Fíjate, escribo el cuento casi sin ganas, únicamente por ver qué salía, como jugando, y me gano el premio. ¿A mí qué me importa el coche? Ahora me gustaría más poder escribir, bueno, leer, escribir.

    -Du weißt gut(genau), dass es nicht darum geht. sage er. Klar dass er es liebte. Aber freust du dich nicht? Stell dir vor,ich schreibe eine Erzählung fast ohne Lust (Mühe) nur um zu sehen wie sie ausgeht, wie spielend, und mir gefällt die Prämie. Aber ist das Auto für mich wichtig? jetzt würde es mir am meisten gefallen schreiben zu können, gut, lesen und schreiben.
    .

    ok, wenn Du aufhören wilst, dann mach ruhig. Vielleicht sehen wir uns bei anderen Übersetzungen.

    Gruß Rea

    -Du weißt gut(genau), dass es nicht darum geht. sage er. Klar dass er es liebte.>>Natürlich will ich ihn<>was dabei herauskommt<>und gewinne den Preis<<< Aber ist das Auto für mich wichtig? jetzt würde es mir am meisten gefallen schreiben zu können, gut, lesen und schreiben.

    „Du weißt genau, dass es nicht darum geht“, sagte er. „Natürlich will ich ihn. Aber freust du dich denn nicht? Schau, ich schreibe fast lustlos die Geschichte, nur um zu sehen, was herauskommt, wie zum Spiel, und gewinne den Preis. Was soll mir denn der Wagen bedeuten? Jetzt möchte ich erst recht weiterschreiben können, nun: lesen und schreiben.“

    ok, wenn Du aufhören wilst, dann mach ruhig. Vielleicht sehen wir uns bei anderen Übersetzungen.

    ja, werde mal schauen, was ich interessanteres finde..

    Danke Rolli,

    ganar scheint ein sehr vielseitiges Verb zu sein 😆

    hasta luego
    Rea

    ¿A mí qué me importa el coche?

    Ich würde sagen: „was interessiert mir (schon) das Auto“ 😉

    @rea= ganar -> gewinnen, verdienen, siegen, jd. übertreffen. (nichts mit „gefallen“ 🙁

    cuya

Ansicht von 10 Antworten - 31 bis 40 (von insgesamt 40)

Das Thema „De lo circunstancial o lo efímero [E]->[D]“ ist für neue Antworten geschlossen.